«

Sep 01 2013

Rosa

Imprimir esta Entrada

¿Qué piensas hacer cuando te jubiles?

Jubilación_2

El pasado sábado hice la compra semanal, como es costumbre cuando no tengo cursos. Donde vivo hay “mercadillo” y es como un día de fiesta, siempre es así, pero ahora siendo verano hay mucha más gente, en las terrazas, por las calles, en la playa y esto da cierta “vidilla” ¡Me gusta! Salir, encontrarme con esta imagen y formar parte de ella.

Subía por la calle principal, la acera llega un punto que se abre un espacio con jardineras, a mi derecha de pronto una mano se levanta como si dijera adiós a alguien.

Se tratada de una anciana bajita, de cabello blanco, el brazo izquierdo levantado moviendo la mano y el derecho sujetando una correa, que a su vez sujetaba a un perrito inquieto y vivaracho, color canela.

¡¡Usted, Usted!!

No había nadie más, así que me acerque y me pidió que la ayudara a bajar un delgado peldaño en el suelo. Le di la mano sujetándola lo mejor que supe, bajó y al darme las gracias, empezó a contarme, que su hijo le había regalado un perro para que saliera de casa, pero que solo hacia que correr y la tiraba al suelo -me enseño heridas en las piernas-, ella misma se lo decía todo, supongo que acostumbrada a vivir sola y a dialogar consigo misma, se hacia la pregunta y se daba la respuesta.

– No se porque me ha regalado este perro, es cariñoso, la verdad, pero es joven y me da mucho que hacer, ya ves –señalando su cuerpo- como estoy, no puedo bajar un peldaño de dos dedos de ancho sola, por miedo a caerme y tengo que cuidar un perro….

Luego me mira y me dice:

Tantos años trabajando, esperando a jubilarte para descansar y disfrutar la vida, para que luego, como has trabajado tanto, el cuerpo lleno de dolor no puede llevarte a ninguna parte y por más que quieres hacer, no puede seguirte. Así es que, no he vivido la vida, porque me decía, cuando te jubiles te resarcirás. Pues no, no he disfrutado y ahora me encuentro que tampoco lo puedo hacer, he perdido la vida esperando algo que no ha llegado y no podrá llegar, los años ya han pasado y nada se puede hacer ¡ya ves que cuadro!

Seguimos hablando un poco más sobre este tema y nos despedimos.

Quedé impactada con sus palabras, pensando en lo sucedido, recordé que en un reportaje televisivo de una fabrica, hablaban sobre unos trabajadores “modelo”, uno de ellos decía algo parecido sobre “esperar a jubilarse para poder disfrutar la vida”.

No se a ti, pero a mí no se me había ocurrido nunca pensar que tenía que esperar a jubilarme para “disfrutar la vida”, quizá por esto me ha sorprendido, igual es corriente y como he sido casi siempre autónoma y actualmente, no veo muy claro que pueda cobrar jubilación y “descansar”, no se me había pasado por la cabeza.

Desde muy pequeña tuve contacto con los cambios importantes de la vida, el nacimiento, la vejez, la enfermedad, la muerte,… viví en un pequeño pueblo de montaña hasta los 10 años. El nacimiento, “hacerse mayor”, no envejecemos de hoy para mañana y la muerte, eran procesos con los que convivir, en la ciudad se vive de otra forma, muy diferente.

Aprendí a vivir con estos procesos como algo natural (de hecho lo es), más tarde, a los 14 años vino la muerte de mi hermano pequeño y pude comprobar, lo poco preparados que estamos para algo así, un “cambio” tan drástico, pero predecible debido a la enfermedad. Mi sentir, el de mis padres, la familia, los comentarios de la gente,… De verdad, comentarios sorprendentes.

La muerte, la enfermedad o “las desgracias”, en general, es como si fuera algo que les pasa a los demás, que se ve en los periódicos o en TV, pero que no va con uno/a mismo/a y cuando enfermamos o perdemos un ser querido, nos invade el miedo y la angustia ¡no hay control posible de la situación!

Lo que viví con la muerte de mi hermano (6 años), me hizo dar cuenta que vivimos de forma muy irreal, ya que siendo la muerte el único camino seguro que absolutamente todos deberemos transitar, vivimos como si tuviéramos todo el tiempo del mundo, incluso, esperando “vivir la vida cuando nos jubilemos”.

¡Y si no llegamos!

No es cuestión de ser agorera, sino realista ¿quién puede asegurar, con total certeza, lo que va a pasar dentro de un rato o mañana? En consecuencia y según mi entender ¿cómo vamos a dejar algo tan importante, como Vivir la Vida, para cuando lleguemos a la jubilación?   

Me asusta y me angustia solo el pensarlo. Sí, sí, ¡no es broma! Se me entrecorta la respiración, aunque tengo claro que siempre se tiene que esperar por algo y respetar los procesos, esperar por esperar, no es algo que me guste mucho, así que ¡ya ves!

Creo que la única “vida” que disponemos o podemos disfrutar, es la que vivimos en el instante presente y este instante… ¡ya ha pasado! Creo que es mejor vivirlo intensa y armoniosamente para no acabar diciendo cosas parecidas a las de esta anciana o al llegar el momento de la muerte, tener que lamentarnos diciendo cosas como: si hubiera hecho eso o aquello, si me hubiera cuidado, si hubiera tratado bien a fulano o mengano,.., si hubiera perdonado a…, amado, estudiado, viajado, tocado el piano, pintado, dibujado…

Particularmente puedo decir, que si algo me preocupa en este sentido, es COMO HACER para que estos INSTANTES sean plenos. 

Vivir el ahora plenamente, haciendo lo que mas nos gusta, respetándonos y respetando, es lo mejor ¿no crees? Luego pasa el tiempo y forma parte del pasado, un pasado que no podremos retomar, ni recuperar, solo evocar, por tanto la ocasión de “resarcirnos” como decía la anciana, de esta forma, no es posible, cada etapa de la vida tiene unas vivencias acordes y hermosas que no es posible trasladar a otros tiempos o etapas.

Más vale aprovechar el momento y disfrutarlo con alegría, ahora.

¿Qué piensas sobre este tema? Si quieres puedes opinar y así nos enriquecemos todos/as. Gracias.

Enlace permanente a este artículo: http://www.eftybienestar.com/que-piensas-hacer-cuando-te-jubiles/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies